El Volkswagen Tipo 181 o Volkswagen Thing fue un vehículo todoterreno que movió a las tropas nazis por los terrenos más difíciles durante la Segunda Guerra Mundial.

Fue tal su éxito que, terminado el conflicto bélico, la marca alemana decidió fabricar la versión civil que en México fue conocido como Safari, mientras que en Estados Unidos se le conoció como “The Thing” (“La Cosa”). En el Reino Unido se vendió como Trekker, mientras que en Italia fue comercializado bajo el nombre de Pescaccia (pez bestial).

Küberlwagen

El Kübelwagen fue el antecesor del Safari.

El Volkswagen Tipo 181 se desarrolló para el ejército de Alemania Occidental a fines de la década de 1960 basado en el Tipo 182 Kübelwagen utilizado durante la Segunda Guerra Mundial. En el otoño de 1969, Volkswagen comenzó a vender el Tipo 181 en Europa.

Aunque el 181 estaba disponible como automóvil de consumo, la OTAN compró una gran parte de los vehículos. Más tarde, Volkswagen transfirió la producción del 181 de Alemania a México, cuyo producción comenzó en 1973.

Safari

En 1973, Volkswagen lanzó el 181 como “The Thing” en los Estados Unidos, el mismo año en que comenzó el embargo petrolero árabe. Como Estados Unidos importó gran parte de su petróleo del Medio Oriente, el embargo redujo en gran medida la cantidad de petróleo disponible en el país, lo que aumentó el precio de la gasolina y causó escasez de combustible.

El embargo obligó al gobierno de los Estados Unidos a establecer regulaciones diseñadas para reducir el consumo de combustible de vehículos comerciales. En respuesta, compañías automotrices como Ford comenzaron programas para diseñar vehículos que fueran elegantes, aerodinámicos y, por lo tanto, eficientes en combustible. Algo que el Volkswagen Safari sabía muy bien.

Volkswagen Thing

El Safari tenía un perfil simple y utilitario. Su cofre inclinado no estaba diseñado minimizar la resistencia aerodinámica, sino por la necesidad de escalar colinas y circular por el lodo. Sus láminas corrugadas ayudaron a dar fuerza a la carrocería. Las puertas del Volkswagen Thing eran extraíbles. El parabrisas es abatible.

Durante sus primeros años en Estados Unidos, el Volkswagen Safari estaba disponible en tres colores básicos: naranja calabaza, amarillo sol o blanco ventisca.

Volkswagen Thing

En caso de que no pudieras averiguar qué tipo de vehículo era, también estaba disponible una calcomanía opcional “The Thing”. El modelo base venía equipado con muchas cosas, incluida una suspensión de estilo comercial resistente, una toma de corriente de 12 volts y un diseño que lo hacía único.

El interior siempre ha sido muy sencillo, una toma de corriente, un volante, una palanca de cambios y una guantera sin tapa. Todo estaba diseñado y fabricado para ser funcional.

Mejores autos clásicos

El corazón del Volkswagen Safari estaba heredado del vocho, hablamos del bloque de 46.7 pulgadas cúbicas de cuatro cilindros y 46 caballos de fuerza que está acoplado a la transmisión de cuatro cilindros.

En una era de camionetas lujosas, y vans alfombradas con peluche psicodélica, el Volkswagen Thing ofreció a los intrépidos propietarios un vehículo especial de estilo espartano.

Volkswagen Thing

Volkswagen Thing modificado por Motor Trend para hacerlo un modelo all-road. Foto: Petersen Museum.

En aquellos años, Motor Trend adquirió un Volkswagen Thing y lo transformó “en un vehículo todoterreno y de caza”, dotándolo de una suspensión mejorada, bocinas, luces adicionales, protectores, así como rines y neumáticos nuevos. Este singular vehículo también contaba con un patrón de pintura tipo camuflaje, así como accesorios adicionales como un cabrestante, radio Citizen’s Band, una jaula antivuelco y tanques de gasolina adicionales.

Al igual que el Jeep o el Land Rover, el Volkswagen Thing podría ser conducida por la calle y a través de la maleza. En aquellos años, se ofrecía por un precio de 2,750 dólares, esto es, 1,000 menos que un Land Rover o Jeep en ese momento.

Fuente | Volkswagen | Petersen Museum