En el mundo vochero existen historias verdaderamente inspiradoras, pero ninguna tan impactante como la de este Volkswagen Split Window 1949 Export, que viajó más de 15,000 kilómetros para encontrar a su nuevo dueño del otro lado del mundo, una historia que sin duda no te puedes perder.

Todo comenzó hace ya varios años, cuando Hugo Turban y sus compañeros del club charlaban. En aquel tiempo Hugo no tenía un Vocho, solo un Karmann Ghia, por lo que sus compañeros lo invitaban a hacerse con un escarabajo, sin embargo él no quería cualquier auto, el sabía que si no era un Split Window con semáforos, no tendría nada.

Vocho Split Hugo

Un encuentro del otro lado del mundo

Es así como tiempo después, uno de los miembros del club se encontró a través de internet un Volkswagen Split Window con semáforos que estaba en venta ¡En Sudáfrica! Claro está, de inicio la decisión no fue fácil, pero tras una charla con café con los amigos, decidieron contactar al vendedor para saber si había posibilidad de enviarlo a nuestro país.

Vocho Split Hugo

La negociación fue compleja. En Sudáfrica las transferencias de dinero personales no están permitidas por los bancos locales para evitar el contrabando y el lavado de dinero, por lo que realizar el pago fue complicado. Por si fuera poco, justo en los días en los que se realizó la transacción el peso perdió valor frente al dólar, por lo que el precio final terminó siendo 30% mayor a lo acordado inicialmente.

Finalmente con el pago resuelto, Brian Noick, el antiguo dueño de este Volkswagen Split Window, se encargó de realizar el papeleo necesario para comenzar la travesía del Vocho, el cual primero debía viajar de Johanesburgo a Durban para poder montarse en su contenedor y embarcarse en el buque de carga que se encargaría de traerlo hasta nuestro país.

Vocho Split Hugo

Así comenzó la complicada espera para Hugo. Fueron más de 100 días de traslado y durante gran parte de ese tiempo no hubo manera de contactarse con el capitán del barco, lo que hizo dudar al ahora dueño de este Volkswagen Split Window sobre la veracidad del trato, pero finalmente un día, con ayuda de su sobrina lograron ponerse en contacto con el capitán, quien les confirmó que en su embarcación había un contenedor dirigido a Hugo.

La llegada del Volkswagen Split Window a nuestro país

Tras 100 días de espera, por fin llegó la hora de asistir al puerto de Altamira, Tamaulipas, a recoger el envío. fue el 28 de diciembre del 2008 cuando el auto arribó a suelo nacional, sin embargo antes de emprender el viaje a casa nuevamente, un nuevo problema se presentó. tras los registros aduanales, el Vocho fue cotizado con una deuda de seis cifras en impuestos de importación.

Vocho Split Hugo

Hugo de inicio dudó y hasta pensó en dar por perdido el auto y dejarlo olvidado en aduana, sin embargo sus compañeros de club lograron convencerlo de pagar la cantidad requerida para su liberación, pues la rareza de este ejemplar sin duda valía cualquier sacrificio y tras arreglar el papeleo, por fin emprendieron el viaje de regreso a Guadalajara.

El trabajo de restauración dio inicio en cuanto el auto llegó a Guadalajara. Aunque la lámina se encontraba en perfecto estado, el chasis y los pisos tenían algunos daños menores, además el vehículo estaba falto de muchos accesorios originales que eran necesarios para realizar una restauración con todas las de la ley, haciendo uso exclusivo de piezas de equipo original.

Vocho Split Hugo

La restauración de un ícono histórico

Conseguir estos productos no fue sencillo. Evidentemente, en nuestro país no existían, ya que el Volkswagen Split Window nunca se vendió oficialmente en México, los primeros ejemplares en nuestro país fueron los ovales. Todos los accesorios faltantes se trajeron de otros países, incluyendo Estados Unidos, Nueva Zelanda y Alemania, pero el esfuerzo valió la pena, pues tras 11 meses de trabajo, el 15 de noviembre de 2009 el auto quedó como salido de agencia.

Hugo GDL

Desde Entonces, Hugo conserva este auto en su poder, una verdadera joya sobre ruedas que deslumbra a todos cuando se aparece en las exhibiciones del bajío mexicano, donde sin duda es uno de los más grandes centros de atención al tratarse de una pieza tan extraña y cotizada en el ambiente, un verdadero trozo de historia sobre ruedas que es una leyenda en nuestro país ¡Felicidades!

Hugo GDL

Galería de imágenes Volkswagen Split Window:

Hugo GDL Vocho Split Hugo Vocho Split Hugo Hugo GDL Hugo GDL Vocho Split Hugo Hugo GDL Hugo GDL Hugo GDL Hugo GDL Hugo GDL

También te puede interesar

 

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});