Durante la pasada Gira Vochomanía celebrada en Morelia, Michoacán, tuvimos oportunidad de captar al  “kalamardo” , un vocho rat que nos encantó la pupila desde el primer momento y que ahora traemos aquí para todos ustedes.

Su propietario es Fernando Chávez, quien reside en la misma ciudad de Morelia, quien nos cuenta que su Vocho es un modelo 68 y que ha invertido en él muchas horas de trabajo para dejarlo en este característico estilo desgastado que hoy podemos ver en su carrocería y que le da una vista increíble.

El Kalamardo

Vocho rat con muy buenas modificaciones

Dando un vistazo al exterior, el trabajo para convertir este vehículo en un vocho  rat ha sido extenuante y sobresale la franja lateral tipo Australia, acabada en color madera que se combina con la carrocería en tonalidad rojo óxido que le da esa apariencia tan destacable a la carrocería.

El Kalamardo

A lo anterior se le suman las ventanas y parabrisas tipo Safari, además de nuevos rines de 17 pulgadas BRM, la suspensión de aire y las trompetas del claxon colocadas en la parte exterior, además de la puerta del piloto que se ha modificado para tener apertura suicida, colocando los retrovisores sobre las salpicaderas.

El Kalamardo

Interior y motor

Para el trabajo interior, encontramos unos acabados bastante originales, pues los asientos se recubrieron con costal de yute en lugar de la tela o el vinil originales y se acompañaron con tapetes de madera y paneles de puertas y tapa ratonera fabricadas en petate para darle un acabado más rústico. el toque final para los interiores lo encontramos en los acabados de color rojo del volante y el panel frontal, además de la palanca de cambios que llega hasta el techo y tiene un cráneo como pomo.

El Kalamardo

Mientras tanto en la parte trasera de este vocho rat encontramos el motor original de 1.5 litros que se estrenó en esta edición, pero recubierto con un rotulado de estilo encaje floreado acabado en color oro y negro, que le da una vista bastante llamativa y poco convencional, un detalle muy original para el “kalamardo”.

Vocho Morelia

Cabe destacar que este apodo nació porque, cuando adquirió este Vocho hace ya bastantes años, la marcha del vehículo hacía un sonido muy similar al de la risa de este personaje de caricatura, haciendo que los amigos de Fernando lo bautizaran  de esta manera, quedándose con el sobrenombre hasta nuestros días.

Vocho Morelia

Sistema de sonido

En la parte del car audio de este vocho rat también está bien equipado, pues porta un estéreo Kenwood que comanda un set de 6 bocinas colocadas en el interior de este Escarabajo y que se complementan con  amplificadores y un par de subwoofers que le dan el picante necesario.

Vocho Morelia

Sin duda Fernando ha realizado un trabajo excepcional cuidando de este Vocho 68 y convirtiéndolo en lo que podemos ver en estas fotografías, con un estilo y acabados que ya lo han llevado a conseguir varios premios en las competencias donde se presenta, además de robarse muchas fotografías cuando desfila por la ciudad en eventos, como por ejemplo, el Aniversario de la Revolución Mexicana.

También te puede interesar: