Continuamente, cuando asistimos a eventos, ya sea como corresponsales o competidores, somos testigos de nuevas caras y avances que nuestros compañeros poco a poco le van haciendo a sus vehículos y sin querer menospreciar a nadie, los coches que llaman más la atención son los vochos, ejemplares como el pancho, que presentamos en esta ocasión.

Este vocho 2003 pertenece a nuestro Giovanni de Jesús Carrasco Vílchez, quien lleva 3 años en esta pasión vochera con su Volkswagen Escarabajo apodado “el pancho”.

Vocho tuning

La historia del “pancho”

Antes de iniciar con las fotos, sinceramente nosotros creímos que el nombre de Giovanni en realidad era Francisco, pero no es así, él nos cuenta que cuando encontró el vehículo indicado, un Volkswagen vocho modelo 2003 su familia no estaba de acuerdo y le decían que mejor comprara otro auto, más seguro.

Sin embargo, nuestro amigo no cejó en su empeño de hacerse de un vocho. “Entonces, como aquí en México aparte de usar la palabra Pancho como cariño para los Franciscos, también la usamos para describir alguna discusión o complicación, con ayuda del club al que pertenecía le buscamos el apodo del ´pancho´”, comenta Giovanni.

Volkswagen 2003 en venta

Una de las primeras modificaciones que sufrió este vocho 2003 fue una de las que más gustan a los vocheros: achaparra su auto. Em este sentido, nuestro amigo instaló una suspensión ajustable, pero no fue lo único. También ensanchó 8 pulgadas sus rines traseros, instaló ventanas abatibles y, para la seguridad de su auto, colocó una alarma Viper.

Más modificaciones para este vocho 2003

En la parte trasera se ubica un maletero el cual no llega vació a los eventos, Giovanni coloca una maleta de antaño, propiedad de su abuelo, ya que en su tiempo el señor fue chofer de autobús, así que para sus viajes usaba la maleta que ahora su nieto luce en los eventos y le sigue dando ese aspecto clásico al vocho.

Vochos tuneados

Giovanni nos dice que la siguiente modificación del “pancho” será hojalatería y pintura ya que como podemos apreciar las salpicaderas están algo dañadas ya que anteriormente el vocho rodó bajo y con la medida de llantas incorrectas, “algo que espero les sirva de ejemplo a muchos de nuestros lectores”, finaliza diciendo nuestro vochero amigo.

Te puede interesar: LA ARDILLA, VOCHO 69 CON NIVEL DE TUNING EXTREMO

Más fotos de este Volkswagen Vocho 2003:

Pancho Pancho Pancho Pancho