La Mille Miglia es una de las carreras más legendarias de la historia del automovilismo y además, una de las más longevas, dado que su origen se remonta hasta 1927. Como su nombre lo indica, esta justa deportiva recorre una distancia de 1,000 millas (aproximadamente 1,600 km) desde Brescia hasta Roma y de regreso.

La más reciente edición de la Mille Miglia se llevó a cabo hace tan solo unos días y contó con la presencia de dos invitados muy especiales: un vocho Split Window de 1951 y un Oval Window de 1956.

Beetle Final Edition




Estos dos Escarabajos clásicos formaron parte de un gran contingente compuesto por 430 autos clásicos que partieron de la Piazza della Vittoria, al norte de Italia.

Conocido en las tierras italianas como “Maggiolino”, el vocho es un veterano de esta legendaria carrera que nació en 1927 y se llevó a cabo de forma ininterrumpida hasta 1957 cuando dejó de realizarse, para regresar 20 años después.

Fue precisamente durante el renacimiento de esta justa deportiva que el vocho tuvo una importante participación. Durante la década de los, el Maggiolino logró alcanzar posiciones muy importantes en esta carrera. Por ejemplo, en 1954, el piloto Paul-Ernst Strähle sorprendió al mundo entero cuando a bordo de su Vocho apodado “Dapferle” logró la victoria de la categoría 1300 y el tercer lugar en la clase 1500 cc. Aquel imbatible vocho contaba con partes de un Porsche 356.

El vocho regresa a la Mille Miglia 2019

Ahora, 65 años después, dos vochos, un Split y un Oval Window regresaron a la Mille Miglia. Pero no se trató de cualquier modelo. Estos dos Maggiolinos se modificaron como réplicas de sus predecesores históricos. Los reglamentos de la Mille Miglia marcan que únicamente pueden ser elegibles para participar los autos que puedan demostrar que participaron en la Mille Miglia entre 1927 y 1957, y cuyas partes coincidan todas con las originales. El Diamond Green Ovali Beetle es una réplica auténtica, construida específicamente por Volkswagen Classic para competir en las carreras del 2011 y 2012. Este modelo está equipado con un motor Porsche que genera una potencia de 75 caballos de fuerza.

Dos vochos regresan a la Mille Miglia

El segundo modelo es un Vocho pintado en color Reseda Green que fue  modificado con varias partes de Porsche, gracias a lo cual ostenta una potencia de 60  caballos. Cabe destacar que este Volkswagen Käfer se ensambló de acuerdo con los documentos originales del “Dapferle” y el registro de Strähle para la Mille Miglia en 1954.

La participación de estos dos modelos en la icónica carrera no es producto de la causalidad. Con ella, Volkswagen rinde un merecido homenaje al Beetle que dejará de fabricarse en el próximo verano. Este auto que se vendió durante más de dos décadas se despedirá con una edición especial llamada Volkswagen Beetle Final Edition.

También te puede interesar: DOS APRENDICES DE VW RESTAURAN UN TIPO 3 1968