La historia del Karmann Ghia Blue Mamba nos trae a la mente que allá en la década de los 80 el estudio de diseño de Chrysler estaba inmerso en la tarea de crear un superauto que rindiera culto a los deportivos americanos por excelencia.

Tomando ideas de aquí y de allá, principalmente del inolvidable modelo AC Cobra, la gente de Dodge creó el Viper, un roadster que se convirtió en leyenda desde que salió por primera vez a la luz pública, principalmente porque fue uno de los primeros deportivos de producción en serie en incorporar un motor V10.

Karmann Ghia Blue Mamb




Desde entonces y pese que dejó de fabricarse en serie hace algún tiempo, el Viper no ha dejado de apasionar a entusiastas de todo el mundo. Entusiastas como Keith Goggin, oriundo de Nueva York, quien un día decidió fusionar el gusto por el Karmann Ghía y el deportivo de Dodge.

¿Y cómo lo hizo? Tomando su Karmann Ghía coupé de 1967 y despojándolo de su cansado motor 1500.

Comienza la modificación del Karmann Ghia Blue Mamba

Karmann Ghia Blue Mamba

Luego, viajó a Illinois y dejó su preciado Volkswagen clásico en las capaces manos de los expertos de Deanz Rodz & RaceCarz, quienes ni tardos ni perezosos iniciaron una labor que llevó meses y que inició bajando el proyecto a la computadora.

Fue necesario un segundo Karmann Ghía para realizar todas las modificaciones pertinentes, las cuales incluyeron la colocación de una suspensión trasera independiente, recortar defensas y modificar el sistema de apertura del cofre, entre muchas otras cosas más.

Karmann Ghia Blue MambKarmann Ghia Blue Mamb

Un frío y nevado día de invierno llegó al taller el monstruoso motor V10 de 505 pulgadas cúbicas (8.3 L) que le fue despojado a un Dodge Viper 2006 y que sería el encargado de impulsar al Karmann Ghía.

Con tan sólo 600 millas en el odómetro, el impulsor fue acoplado a una transmisión de 6 velocidades que fue provista por Rockland Standard Gear, especialistas en modificar transmisiones de Mustangs, Viper, Corvettes, etc. Con las dos carrocerías previamente trabajadas, llegó el momento de ensamblar todo el conjunto.

Karmann Ghia Blue Mamb

Posteriormente llegó la hora de mandar aquel impensable vehículo al taller Custom Shop de Flannagan, Illinois; donde se procedió a cubrir la carrocería con un excelente trabajo de pintura con productos BASF, no sin antes dar una rasurada a fondo a toda la carrocería, eliminando emblemas y manijas.

El aluminio billet predomina en el exterior e interior del Karmann Ghia Blue Mamba

Karmann Ghia Blue Mamb

Luego llegaría el turno de Deno´s Upholstery, quienes fueron los encargados de tapizar el interior del Karmann Ghia Blue Mamba, el cual, por cierto, dista mucho de parecerse al original.

Abundan los elementos de aluminio billet, comenzando por el volante y pasando por los pedales, las bases de los instrumentos Auto Meter y la base de la palanca de velocidades.

Karmann Ghia Blue Mamb

Como podrán imaginar, fue necesario modificar el tunel central para dar cabida a la gigantesca transmisión de seis velocidades. Otra modificación importante es la completa eliminación del asiento posterior; la cual dejó un espacio sólo para dos personas.

Al más puro estilo Viper, el Karmann Ghía Blue Mamba cuenta con salidas de escape laterales.

Karmann Ghia Blue Mamb

El espacio posterior, que alguna vez albergara el venerable motor de cuatro cilindros fue completamente modificado y ahora da cabida un excelente trabajo de tapicería, en el cual destaca un solitario amplificador Sony Xplod. En la parte superior fue ubicada la toma de combustible y a ambos lados de ésta, tenemos dos instrumentos más firmados por Auto Meter: uno que indica el nivel de combustible y un voltímetro.

Tanto calaveras como unidades principales son piezas del mercado secundario, especialmente adaptadas para este proyecto.

Rines de 20 pulgadas y algo más

Karmann Ghia Blue Mamb

En la sección frontal, el cofre y las salpicaderas forman un solo conjunto que, al abrirse, nos permite ver el motor de 650 hp que fue profusamente trabajado para mostrar un aspecto más atractivo gracias al cromado de muchas de sus partes y al trabajo de aerografía que reproduce el nombre del vehículo.

Detrás de los impresionantes rines de aluminio de 20”,  alcanzamos a apreciar el sistema de frenos que consta de discos perforados y cálipers de seis pistones en la sección delantera y de cuatro en la trasera.

Sin duda el Karmann Ghia Blue Mamba es una increíble modificación que comprueba la versatilidad de los autos Volkswagen.

También te puede interesar: HELLO BEETLE, UNA CHICA VAG CON UN AUTO MUY ESPECIAL

Fotogalería Karmann Ghia Blue Mamba:

Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamb Karmann Ghia Blue Mamba