Uno de los ejemplares más especiales que tuvimos oportunidad de captar durante la gira fotográfica celebrada en la capital hidrocálida con el Volkswagen Club Aguascalientes es este Karmann Ghia 1969, propiedad de Vane Peña, quien junto con su familia y su inseparable amiga Liz han transformado un gran auto.

Pero dejemos que sea la propia Vane quien nos platique la historia de su Volkswagen coupé.

autos clásicos aguascalientes

“Empiezo por platicarte que el negocio familiar es de mofles y radiadores aquí en Aguascalientes, razón por la cual todos en la familia tenemos el rollo con los carros, mis hermanos, carcacheros de corazón, arreglaban uno y otro siempre como hobby y ya después de un rato de disfrutarlos, los vendían, ya fuera por gusto o por necesidad.

“Ese fue el ambiente que viví y observé durante mucho tiempo, hasta que entré de lleno al negocio y mi primer pensamiento fue que algún día yo arreglaría una carcachita.

club autos clásicos aguascalientes

Llega el Karmann Ghia 1969

“Solo que, en este caso, para mí sería un Karmann Ghia, pues estos autos siempre me llamaron mucho la atención de niña, cuando los veía en películas y más cuando vi la peli de Kill Bill, donde la protagonista maneja uno muy parecido al mío solo que convertible.

“El sueño se hizo realidad cuando por casualidad, bobeando en internet lo vi a la venta y más o menos estaba dentro de mi presupuesto. Cuando investigo un poco más, descubro con sorpresa que el carro estaba aquí, en Aguascalientes y para mi suerte, el chavo q lo vendía era conocido de nosotros. Me emocioné, llame a mi hermano para ir a verlo y de ahí todo fluyó para cerrar el trato.

club autos clásicos aguascalientes

Rodando hasta casa

“Cuando le comenté a mi papá que iba a comprar un carro, me dijo: ´está bien´.  A pesar de que el Karmann Ghia 1960 estaba todo desarmado de interiores y sin vidrios, funcionaba perfectamente, razón por la cual, cuando fui por él, me lo traje rodando a mi lugar de trabajo.

“Fue entonces cuando comenzó la labor de restauración de un Volkswagen clásico entre los clásicos.

“Llegando al taller veo la cara de mi papá como de enojo, pues nunca le comenté el carro que iba a comprar ni las condiciones en las que estaba, él se limitó a decirme que estaba muy loca, que me encantaba malgastar mi dinero.

Karmann Ghia 1969

“Pero aun así mis papás me apoyaron en la restauración, pues como ya me había quedado sin ahorros tuve la necesidad de que me prestaran dinero, pues, aunque mi pensamiento era invertir en el carro según fuera fluyendo el dinero, a la hora de la hora, uno se desespera y yo lo que quería era salir a dar una vuelta a bordo de mi Karmann Ghia 1969.

“Compré el carro a mediados de 2012 y tardé poquito más de un año en poder dar una vuelta como Dios manda a bordo de él. Mi primer viaje fue a Vallarta pues, aunque traía su motor original y yo decidí cambiarlo por un 1600, tratando de conservar hasta donde se pudiera lo original pero que pudiera salir a carretera sin problemas.

Karmann Ghia 1969

“Quiero destacar que mientras le metíamos mano nosotros, corrí con la suerte de encontrarme con personas comprometidas con su trabajo, como mi hojalatero estrella Don Chencho Martínez, un señor ya grande que, mis respetos. Tampoco puedo olvidar a mecánico de cabecera el “cuadrado”.

“No puedo negar que hubo uno que otro que me hizo pasar algún coraje, pero la ventaja es que a estas alturas sabes a quien recomendar y a quien no.

“Y así, en resumidas cuentas, es un poco de la historia de mi Karmann Ghia 1969”.

Te puede interesar: “CEREZITO”, UN VOCHO 1974 CON BUEN ESTILO CUSTOM