Durante la Segunda Guerra Mundial, Volkswagen fungió como un fabricante de autos muy importante para el Tercer Reich, que otorgó un transporte robusto, económico y confiable a las tropas alemanas, pero tras la caída del régimen, los británicos tomaron el control de Volkswagen y salvaron su planta de Wolfsburg de la desaparición.

Así lo recuerda el Mayor Ivan Hirst, primer encargado de la planta de Wolfsburg tras el final de la Segunda Guerra Mundial, quien asumió el cargo sin saber siquiera cuál era el giro de aquella fábrica, pero que, sin embargo, la convirtió  en uno de los mejores fabricantes del ramo , dándole proyección mundial, tal como se cuenta en el nuevo documental “My brief was very simple” narrado por el mismo Hirst.

el control de Volkswagen

Trabajadores de la planta de Wolfsburg exigen mejores condiciones laborales. Foto: Volkswagen

Historia de Volkswagen, el comienzo de la ocupación británica

La historia comienza en 1945, cuando tras la caída del Tercer Reich. El Deutsche Arbeitsfront (Frente laboral alemán) se diluyó como todas las demás instituciones nacionalistas instauradas por Hitler en Alemania, por lo que pronto, tras suceder a los estadounidenses en el control de la zona, los británicos se dieron a la tarea de tomar el control de los medios de producción en Wolfsburg, entre los cuales estaba una fábrica de coches que planeaba destruirse al final de la guerra.

el control de Volkswagen

El mayor Ivan Hirst manejando el Volkswagen Sedan número 1,000. Foto: Volkswagen

Es en este momento cuando el Mayor Ivan Hirst toma el control de Volkswagen, impuesto por el gobierno británico, pero sin tener conocimiento de estar en un recinto destinado para la producción del famoso KdF-Wagen. Al llegar, se dio cuenta que a su cargo estaba una planta sumamente amplia, con capacidad para 20,00 trabajadores que, si bien había sufrido algunos daños durante la Segunda Guerra Mundial, su infraestructura permitía tener algo mejor en ella que un simple taller de reparación como el que establecieron los norteamericanos durante su ocupación.

El Mayor Hirst puso manos a la obra y levantó de las cenizas esta planta. Mandó a traer la maquinaria que se sacó del lugar para resguardarla y comenzó la reparación de todos los elementos del lugar, incluyendo el salón de exposiciones de Volkswagen.

VW británico

Los británicos comienzan a fabricar el vocho

Con los trabajos en marcha, aquella antigua planta de armamento y suministros británicos se erigió como una nueva fuente de empleo para la zona. La decisión de comenzar nuevamente la fabricación de autos civiles estaban respaldadas por el Coronel McEvoy, superior de Hirst, quien ya antes del inicio de la guerra, en 1939, había visto la exposición de autos Volkswagen en Berlín, por lo que no dudó un momento en reanudar aquellas ideas.

el control de Volkswagenel control de Volkswagen

Los primeros Volkswagen fabricados en la planta de Wolfsburg, al mando de los británicos. Foto: Volkswagen

Fue así como la planta dejó atrás sus planes de desmantelamiento y comenzó a trabajar con algunos pedidos para Inglaterra, aunque la situación económica de pobreza de Alemania no le permitía tener el crecimiento exponencial que se había planeado inicialmente, sin embargo, la reforma monetaria del país en 1948 fue la punta de lanza para lo que vendría en los años siguientes.

La ocupación británica  que tomó el control de Volkswagen terminó en 1949, año en el que la empresa nuevamente pasó a manos alemanas, pero convertida ahora en una sólida empresa del ramo automotriz que estaba lista para competir con otros fabricantes en el mundo y que hasta nuestros días se mantiene como uno de los fabricantes automotrices más importantes  del ramo.

VW británico

Si quieres saber más detalles sobre el día en que los británicos tomaron el control de Volkswagen, no te olvides de ver el documental “My brief was very simple” que fue lanzado recientemente por la marcar en su canal oficial de YouTube, donde conocemos de la misma voz del mayor Hirst todos los pormenores de esta historia, en una de las últimas entrevistas brindadas por él en 1999.

También te puede interesar