¿Sienten cariño por el emblemático vocho de Volkswagen y, además, eres fanático de la película “The Love Bug” (Cupido Motorizado)? De ser positiva la respuesta, seguramente les encantará saber que hace algunos días se subastó un Herbie original, utilizado por primera vez en la película de 1968. La subasta fue realizada por Barrett-Jackson, en Palm Beach, Florida.

De acuerdo con la página experta en brindar información sobre vehículos que aparecen en películas, IMCDB.org, este Herbie original es un Volkswagen Sedán Sunroof 1963.

vochos famosos del cine

Entre los propietarios del clásico VW, conocido también como “5916” u “oil squirter”, puede citarse a Walt Disney Productions, y Bob Hoag, historiador quien adquirió y restauró este Cupido Motorizado que también apareció en la película “Herbie Goes to Monte Carlo” de 1977.

Más adelante, y después de una estancia en los Hollywood Rock & Country Museum y Burketts Hollywood Museum, fue comprado por Doug Kaufmann, coleccionista y fanático del  Herbie original, quien en colaboración con personal de VW, restauró este Volkswagen Escarabajo al estado en que fue presentado en la cinta.

vochos famosos del cine

1.4 millones de pesos se pagó por este Herbie original

“Los estudios de Walt Disney hicieron un trabajo fenomenal al tomar un auto poco convincente y convertirlo en una estrella de cine de Hollywood”, dijo Craig Jackson, presidente y director ejecutivo de Barrett-Jackson.

Herbie original

La ficha técnica de este vocho 1963 en la página oficial de la agencia de Palm Beach, señala que este Herbie cuenta con un motor de 1,835 cc y una transmisión manual de cuatro velocidades.

Te puede interesar: ESTA COMBI ELÉCTRICA FUE CREADA POR VOLKSWAGEN EN CALIFORNIA

El emblemático vocho de Volkswagen modelo 1063 rompió el récord anterior en una subasta para un escarabajo, el cual estaba en 82,500 dólares (1.37 millones de pesos) pagados por un impecable Volkswagen Tipo 1 Cabriolet modelo 1955. Posiblemente para muchas personas más de un millón de pesos por un vocho puede parecer un precio exagerado, pero no hay que olvidar que estamos hablando de una verdadera estrella de cine.